miércoles, 24 de junio de 2015

Raspberry Pi, conexión a internet con cable. Primeros pasos con Raspbian Wheezy (VII).

Conexión a internet con cable.

Para la mayoría conectar nuestra Raspberry Pi a una red con cable solamente requiere conectar a nuestro dispositivo un cable ethernet al puerto RJ45 de la Raspberry Pi. Sí solamente conectar el cable, ¿y si mi Raspberry Pi no tiene puerto RJ45?, bueno hay dos excepciones, el modelo Raspberry Pi A y Raspberry Pi Zero, no disponen de puerton RJ45, de manera que deberemos adquirir un adaptador USB-RJ45 para conectarla a una red mediante un cable, o bien tendremos que usar los pines GPIO.
Generalmente las redes domésticas disponen de servidor DHCP, lo que significa que este dispositivo le indicará a nuestra Raspberry Pi cómo conectarse a la red otorgándole una dirección IP (que puede variar cada vez que nuestro dispositivo se conecte a la red).
¿Qué pasa si mi red no dispone de servidor DHCP? en este caso deberemos configurar manualmente la conexión a la red. Por otro lado aunque tengamos servidor DHCP es muy útil otorgar a nuestro dispositivo una IP fija, de esta forma nuestra Raspberry Pi tendrá una dirección IP concreta en nuestra red lo que nos facilitará la conexión con nuestro dispositivo.

Configurar manualmente la red

Los datos de conexión a la red se almacenan en el archivo /etc/network/interfaces, para editarlo necesitaremos permisos de usuario administrador. Para ello usaremos el editor nano que ya hemos visto en posts anteriores. Seguiremos los siguientes pasos:

En la línea de comandos pondremos la orden sudo nano /etc/network/interfaces (si estamos en el entorno de escritorio abriremos la consola de línea de comandos escribiremos la orden) Se abrirá una pantalla parecida a la que os muestro abajo.




Según el modelo y o componentes de conexión instalados las líneas que aparecen en el archivo pueden variar. Pero para establecer manualmente la conexión con cable nos fijaremos en las líneas que se muestran en la parte superior de la imagen, en vuestro archivo seguramente encontraréis algo parecido a esto:

auto lo

iface lo inet loopback
iface eth0 inet dhcp
         address xxx.xxx.xxx.xxx
         netmask xxx.xxx.xxx.xxx
         gateway xxx.xxx.xxx.xxx

Cambiaremos algunas de estas líneas para configurarlo de forma manual. en primer lugar en la tercera línea (iface eth0 inet dhcp) eliminaremos la última palabra dhcp y pondremos static, esto indica que no queremos usar DHCP. Seguidamente modificaremos las líneas address, netmask y gategay sustituyendo las direcciones xxx.xxx.xxx.xxx por otras fijas. La línea address establece la IP fija que usará nuestra Raspberry Pi (con esta IP fija podremos conectarnos y identificar a nuestro dispositivo dentro de la red), seguidamente modificamos la línea netmask (máscara de red que controla el tamaño de la red a la que nos conectamos), y finalmente la línea gateway (puerta de enlace) que generalmente será la ruta IP de vuestro router o cable módem. Es muy importante que delante de estas tres líneas haya un espacio creado con la tecla tabulador del teclado. Debe quedar algo parecido a esto:

auto lo

iface lo inet loopback
iface eth0 inet static
         address 192.168.0.199
         netmask 255.255.255.0
         gateway 192.168.0.1

Es posible que en función de la configuración de red que tengáis estos parámetros sean distintos.

Una vez modificado el archivo presionamos las teclas CTRL+O y seguidamente la tecla Intro del teclado para guardar y CTRL+X para cerrar el editor nano.

Ahora para utilizar la nueva configuración podemos reiniciar la Raspberry Pi o reiniciar el servicio de red con la orden sudo /etc/init.d/networking/ restart